21

el AMOR con mayúsculas

Hoy me siento en la terraza, portátil en mano y música de jazz de fondo, y repasando los muros de Facebook de mis amistades leo la historia de una mujer, que desconocía, y que me ha conmovido profundamente. Se llamaba Irena Sendler, y salvó a 2.500 niños judíos de la muerte segura del horror nazi.

Irena nació en Varsovia (Polonia) en 1910. Ya en casa le inculcaron el respeto y el amor por todos los seres humanos independientemente de su religión, raza o circunstancias, pues su padre, médico de profesión, murió de tifus como consecuencia de atender a enfermos a los que sus colegas no querían atender, muchos de ellos judíos. Antes de que estallase la guerra, Irena ya se oponía al modo en que ciertas universidades discriminaban a según que alumnos, y por ello fue suspendida durante tres cursos. Se vislumbraba ya su naturaleza luchadora, y se veía claro que era una mujer a la que no se podía amilanar fácilmente. Aunque tuviese que padecer las consecuencias de no agachar la cabeza.

 

 

En 1939, cuando Alemania invade Polonia, ella trabajaba como enfermera en el Departamento de Bienestar Social de Varsovia. Desempeñaba su labor en comedores donde ayudaba a quien lo necesitase con alimentos, medicinas o dinero.

Irena con su uniforme de enfermera. Foto tomada de elmundo.es

Irena con su uniforme de enfermera. Foto tomada de elmundo.es

Y es en 1940 cuando el régimen fascista establece el gueto de Varsovia y cuando Irena se une al Consejo para la Ayuda de Judíos, Zegota. Consigue pases de la oficina sanitaria para ella y para varios compañeros, siendo una de sus funciones la lucha contra las infecciones contagiosas. Los alemanes tenían tanto miedo a contraer el tifus que gracias a esto Irena y sus colaboradores lograron tener un gran control sobre el gueto y poder moverse a sus anchas.

Cuando Irena circulaba por el gueto llevaba el brazalete con la estrella de David como gesto de solidaridad y para desviar la atención sobre sí misma. Comenzó a contactar con las familias que tenían niños pequeños para proponerles su salida del gueto. Muchas familias no querían separarse de sus niños, tal vez desconfiaban o tenían fé en salir ilesos de aquel horror… Cuando Irena a veces volvía donde ellos para ver si lo habían repensado a menudo se encontraba que se los habían llevado a los campos de exterminio…

 

 

He encontrado un vídeo en el que se ve en qué penosas condiciones vivían aquellas pobres personas en el gueto de Varsovia. Es muy útil para ponernos en contexto de lo que Irena veía allí, y de lo que se jugaba colaborando con los judíos. Creo que no hace falta avisar de que las imágenes que se muestran son de una gran crudeza, sobre todo porque esto sabemos que no es una película: ocurrió. Si estás escuchando la radio jazz dale al pause y mira el vídeo.

Durante un año y medio Irena consiguió sacar fuera del gueto a más de 2.500 niños judíos, librarles de una muerte segura. Al principio les sacaba en ambulancias como supuestas víctimas de tifus, más tarde en cestos de basura, ataúdes…, como fuese con tal de ponerlos a salvo. Para que un día pudiesen recuperar su identidad y quién sabe si reunirse con sus familias, Irena metía en un tarro de cristal un papelito con el nombre de cada niño que ella y sus colaboradores conseguían sacar del gueto y su nueva identidad. Lo enterró en el jardín de su vecina para que estuviera a salvo.

Por supuesto la Gestapo tuvo conocimiento de las actividades de Irena Sendler y la detuvieron en 1943, sometiéndola a horrorosas torturas. Pese a todo, Irena se mantuvo firme. Aún a costa de poner en riesgo su propia vida jamás identificó a ninguno de sus colaboradores ni dió un sólo nombre de los niños rescatados o sus nuevas familias.

La condenaron a muerte. Mientras esperaba su ejecución un soldado alemán se la llevó con la excusa de un último interrogatorio. Al salir le grito “¡corra!” en polaco… y al día siguiente el nombre de Irena Sendler aparecía en la lista de polacos ejecutados. Gracias a los sobornos de la Zegota pudo salvar la vida y continuar trabajando bajo una identidad falsa.

Los niños la conocían por su nombre en clave, “Jolanta”. Más tarde, cuando empezó a recibir reconocimientos, muchos de esos niños ya adultos la vieron en la prensa o en televisión y contactaron con ella para agradecerles haberles sacado del gueto.

En 2007 recibió la nominación para el Premio Nobel de la Paz, que finalmente se llevó Al Gore (@algore). Al Gore me parece un señor comprometido con el medio ambiente, cosa loable. Peeeero… en fin. No voy a hacer comentarios al respecto.

Finalmente, Irena murió en mayo de 2008 a la edad de 93 años, seguramente feliz por haber tenido una vida plena y absolutamente útil. Viendo su fotografía se da uno cuenta de la bondad que desprenden sus ojos.

Imagen de Irena Sendler en 2007./Radek Pietruszka (EFE)

Imagen de Irena Sendler en 2007./Radek Pietruszka (EFE)

Su historia se llevó a la pequeña pantalla en un film protagonizado por Anna Paquin (igual la nococes por ser protagonista de la serie True Blood, o por recibir un Oscar de pequeñita por El Piano), que puedes ver aquí. Por cierto, me sorprende que no se haya llevado al cine, como el caso de la famosa lista de Oskar Schindler. Me sorprende que apenas se conozca la historia de esta mujer…

Parece que el mundo está fatal, ¿verdad? Pero conociendo la existencia de personas tan buenas como Irena… no sé, no está todo perdido :)

Puedes leer más en este artículo de El Mundo publicado en 2007.

 

20

el típico último domingo antes del fin del mundo

Imagen

I want to believe

¡Buenas tardes! Ay… Hoy mejor charlamos dentro, está venga a llover en Bilbao. Está el típico día que da asquito, de verdad. Pero bueno, la compañía es lo que cuenta, y es la mejor ;)

¿Sabías que hoy es el último domingo antes del fin del mundo augurado por los mayas? La gente se ha vuelto loca, me temo… Yo no creo en estas apocalipsis, la verdad. Tal vez los mayas quisieron avisar de otra cosa y la gente se toma todo al pie de la letra… Hay quien cree que el 21 de diciembre habrá un cambio de mentalidad…

Es muy necesario. Si es eso a lo que se refieren los mayas, bienvenido sea el fin. ¡Ya podía haber sido antes! Pero… ¿un cambio de mentalidad así de repente, como por arte de magia? No lo sé…

Aunque a veces… ocurre algo y ¡chas! (aparezco a tu lado, jiji…) algo cambia. Muchas veces no nos explicamos el porqué. A veces es inconsciente. Otras veces atiende a alguna causa que conocemos, aunque no lo entendamos.

Te quiero contar del último ¡chas! en mi vida, que fue cuando supe que mi padre tenía un tumor maligno causado por el tabaco. Sí, sí, le dijero que con una seguridad casi del 100% le podían decir que su problema estaba asociado al hábito de fumar. Por cierto, hábito que ha abandonao hace más de 10 años… Es que no sé decir cuándo lo ha dejado, hace mucho, en serio.

Me dieron la noticia este verano, estando en un viaje por Croacia y Venecia con mi novio. No he vuelto a probar el tabaco. Ni una calada. Además me resulta muy desagradable olerlo cuando me cruzo por la calle con alguien que va fumando. Soy consciente de lo que me ha pasado: ha sido un shock.

¿Te puedes creer que el ser humano sea tan tonto? Yo hasta ahora había probado de todo: en mis tiempos más jóvenes dejarlo para ahorrar, recaer, dejarlo porque mi pareja no lo aprobaba, recaer (comprobadísimo que cuando uno no hace las cosas por uno mismo no funciona el tema), dejarlo por mí misma pero en realidad no querer dejarlo, recaer, dejarlo a golpe de fuerza de voluntad, recaer, dejarlo pagando una sesión de “comecocos” (no me funcionó ni 2 días, por cierto, aunque conozco gente a la que le ha servido), dejarlo y volver… Así N veces. Y al final he tenido que visualizar la opción de que me falte mi padre para darme cuenta de que el tabaco mata, de que no compensa, no… Ha tenido que pasar esto para cogerle asco a algo que de por sí es bastante asqueroso (no me digas que no lo es).

Así que tal vez haya un cambio de actitud el día 21 de diciembre. Yo lo tuve un día cualquiera de septiembre…

Si fumas plantéate que no necesitas que alguien a quien quieras enferme para dejarlo. Te presto mi shock, en serio. Se pasa muy mal. Ya sé que es muy fácil decirlo, pero no sé… prueba a imaginarlo o algo :)

Y bueno, te quiero contar que mi padre ha tenido que operarse y ha sido tela marinera, le han tenido que recomponer por dentro como quien dice, pero está evolucionando muy muy muy bien. Así que por eso no te preocupes, sólo tiene que ir pasando el tiempo e ir dando pasitos, que los puntos cicatricen, que pueda empezar a comer, poco a poco. Pero con alegría y ánimo, que es lo mejor. Verle a él tan animado, porque yo creo que se veía en el otro barrio el pobre.

Gracias a Oscar, mi amor, por animarme con el abandono del tabaco y por animarme a contártelo aquí en el ático, aunque hoy hayamos tenido que charlar dentro. Él dice que mi experiencia a lo mejor le puede servir a alguien. Pues aquí está. Si te ayuda esto en algo házmelo saber, por favor, te estaría muy agradecida :)

Que empieces bien la semana, la última… jijij, y hasta cuando quieras. Pasa sin llamar.

9

el sonido de un click

Hoy sólo me asomo al ático para contarte que hace varios años me acompañaba siempre el sonido de un click… ¡El de mi cámara de fotos!

Descubrí una afición que siempre había estado ahí pero nunca había hecho demasiado caso, y todo empezó porque me apunté a un curso con una compañera de trabajo. El curso estaba dirigido más bien a sacarle el máximo partido a tu propia cámara digital, que en mi caso ni siquiera era réflex, y a iniciarse en el tema de la fotografía. A descubrir que hay vida más alla del modo auto, jiji…
Después de hacer aquel curso me animé a hacerme con una réflex, a la que en plan de chiste llamo Camarón, y la verdad es que le sacaba chispas.

Me dí de alta en flickr, y no sabes la de horas que me he pegado ahí delante de la pantalla, viendo las fotos de otros… Auténticas obras de arte de gente anónima, como tú o como yo. Inspiración, por supuesto. ¡Un filón para todo autodidacta que se precie!

Me acuerdo de que al mediodía me llevaba a los compañeros de trabajo a hacer el bobo saltando desde una tapia o cosas así para probar el disparo en ráfagas y demás técnicas que iba aprendiendo :)

Imagen

Después de un viaje a Australia pensé en crear una página web en la que poner mis fotografías. ¡Y el motivo de este post es justamente enseñarte ese rinconcito!

Espero que lo disfrutes, y espero animarme pronto a poner fotos nuevas, que las tengo a montones. ¡Tengo que sacar tiempo!

http://www.maialencuberia.com

Imagen

12

el mejor amigo del hombre

Imagen

Soy una enamorada de los animales, sobre todo de los perros. ¡Me encantan! Si veo un perro atado a la puerta de una tienda esperando a que su dueño salga de hacer el recado, tengo que ir a tocarle y a decirle algo. ¡Es superior a mis fuerzas! Cuando llevo tiempo sin ver a Nell, la perra que tenemos en casa de mis padres, me entra mono y todo…

La verdad es que se hacen querer. Son unos seres tan leales, tan nobles… Dan sin esperar nada a cambio (si acaso algo que caiga de la mesa, jiji), ofrecen su amor incondicionalmente a su amo, hacen compañía y para mucha gente que vive sola son la excusa perfecta para salir a la calle y dar un paseo. Y son tan bonitos, te miran con esos ojos llenos de inteligencia, y a veces piensas que van a empezar a hablar, porque es lo único que les falta!

También es cierto que tener un perro es una responsabilidad. Hay que sacarlo de paseo, independientemente de que haga sol, llueva o nieve, de que estemos cansados o estemos de comida con los amigos. Y hay que tenerlo en cuenta a la hora de irnos de vacaciones, por ejemplo. Hay gente que se embarca en la aventura de tener un perro y después… después descubre que no puede. ¿Y qué pasa entonces?

Además, en estos tiempos de crisis (la palabra de moda) los animales de compañía también están padeciendo las consecuencias…

Y este es el objetivo de este post: quería compartir con vosotros algunas webs y asociaciones que están haciendo una labor impagable (y voluntaria y altruista, en la mayoría de los casos) para buscar a los perros abandonados un hogar, ya sea temporal para evitar su sacrificio, o definitivo. Algunas ONGs también dan la posibilidad de apadrinar perros y gatos, y de esa manera pueden costear los gastos de veterinario (con la última subida de IVA han pasado a gravarse con un 21%, vergonzoso, ya que la salud de los seres humanos se puede ver afectada también por la de sus animales), de alimentación, etc.

Recientemente me he animado a apadrinar a Poe, un perrito pointer que llegó a la asociación APA SOS Bilbao en un estado lamentable, con una herida feísima en la cabeza y raquítico, se le notaba perfectamente cada una de sus costillas. Esta asociación pide una aportación mínima mensual de 6€, y me informan a menudo de cómo va el perrito con mails en los que incluyen fotos y me cuentan qué ha dicho el veterinario, dónde le han llevado (ahora está en una casa de acogida) y demás.

Para que veáis el trabajo tan importante que hacen estas asociaciones, mirad cómo estaba Poe el pobre cuando lo recogieron, y lo que mejoró con unos días de cuidados, buena alimentación y cariño.

Imagen  Imagen

Si os apetece tener un perro o un gato, creo que es una buena opción visitar estos centros. Si no estáis seguros de si vais a ser capaces de tener un animal en casa, si queréis probar la experiencia de tener uno, podéis ser un hogar de acogida de un perro mientras sale alguien que quiera llevárselo a su casa definitivamente.

Sobre todo tengamos clara una cosa, y es que un perro no es un juguete, ni un complemento de moda. Y lo hemos oído muchas veces cuando hablamos de los abandonos y suena a topicazo, pero es cierto: él no lo haría. Sin lugar a dudas.

Más enlaces a páginas de Facebook que sigo:

10

el aguacatero

Tengo un aguacatero en la terraza. ¡Está enorme y mueve sus hojitas al viento! Llegó a mi vida por casualidad, como diría Amaral

El otoño pasado compré unos aguacates para hacerme una mascarilla hidratante para la cara, muy fácil, por cierto: sólo hay que machacar la pulpa de un aguacate bien maduro (cuanto más mejor, es una buena forma de aprovecharlo si ya se ha quedado demasiado “chuchurrío” como para comerlo) y mezclarla con una cucharada de aceite de oliva y, cuando quede una pasta fina, aplicarlo generosamente sobre el rostro limpio y seco. Dejamos que actue 30 minutos mientras nos relajamos con un poco de buena música o con un buen libro, y después retiramos con un algodón o pañito húmedo, nos lavamos la cara con agua tibia y… ¡ya está! ¡Como el culito de un bebé!

Esta mascarilla también se puede aplicar en el pelo. No tengas miedo, no quedará grasiento. Evita el exceso de pasta en las raíces y pon bien de aguacate en las puntas. Aplasta el pelo formando un moño y envuélvelo con papel de aluminio o con una bolsa de plástico. Y a esperar, como con la cara, una media horita. Espero que durante ese tiempo no tengas visitas, jijiji… Después aclarar bien, quitando previamente la mayor cantidad de mascarilla en seco.

¡A lo que iba! Cuando terminé con la mascarilla me quedé mirando el hueso del aguacate y pensé que algo se podría hacer con él. Como cuando era pequeña y ponía una alubia en algodón húmedo, y poco a poco iba saliendo un tallito.

Busqué información en internet, y encontré la forma de hacer que germine. Hay que hacer dos cortes formando una cruz en la base más leñosa del hueso, y a continuación en la línea imaginaria que sería el diámetro, clavar 3 palillos a igual distancia uno de otro. ¡Como si hiciésemos vudú! El objetivo es que la base del aguacate que hemos cortado quede sumergida en agua, haciendo los palillos de soporte. Se entiende mejor viendo esta imagen:

Hay que cambiar el agua de vez en cuando, que no se ponga muy turbia. Y vigilando que siempre la base del hueso esté sumergida un poco. Es imprescindible utilizar un vaso o tarro transparente, para que le dé la luz, y tenerlo en un sitio luminoso.

Una vez terminado este proceso… ¡paciencia! En unos meses habrá salido una raíz dentro del agua que se irá multiplicando y alargando. Yo esperé en total unos 4 meses y un día que me aburría, viendo que tallo no salía (ese era el siguiente paso según lo que había leído por ahí), lo planté en una maceta con tierra y compost. Mantuve la tierra siempre húmeda aunque no encharcada, con sol directo… y al volver de un viaje después de 3 semanas fuera de casa, ¡me lo encontré bien alto con 4 hojas! Eso fue a finales de abril. Un par de meses después estaba así de bonito:

image

¡Y sigue creciendo!. Tengo que transplantarlo a una maceta más grande para que crezca a sus anchas.

¿Alguien se anima a tener su propio aguacatero? Fruto no sé si dará, ¡pero la planta es muy bonita!

12

la inauguración

Acabo de mudarme al ático. Creo que lo más importante lo traje en la mudanza, los detalles y el resto de cosas poco a poco los iré organizando. Sin prisa, ¡pero sin pausa!

En el ático hay una gran terraza desde la que se ve Bilbao y todo lo que alcance la imaginación. Hay una mesa, unos cómodos butacones, alguna hamaca… Un toldo para cuando el sol pega fuerte, ¡una manguera para casos extremos! Y plantas. Espero que no se mueran, aún soy jardinera en prácticas… Ahora que llega el frío tendré que sacar alguna manta para poder aprovechar más la terracita.

Si dejo abierta la puerta que da a la salita se oye perfectamente la música que tengo enchufada en el portátil. Ohm, podría sacar el portátil a la terraza, pero la batería me dura escasos 20 minutos… Tengo que acordarne de comprar un alargador.

Me gusta escuchar música de Grooveshark, de Deezer o utilizar Spotify. Gracias a ellos he descubierto muchos artistas, muchos géneros incluso… A veces busco una palabra, en función de mi estado de ánimo, y escucho la playlist que me devuelve el resultado. ¿Lo has hecho alguna vez? Prueba a poner “lluvia” (o “rain”, los resultados con más amplios of couse), o “summer”, “kiss”… ¡Me encanta hacer ese experimento!

Bueno, que me estoy enrollando, jiji… Y esto sólo pretendía ser una presentación o declaración de intenciones…

Al grano: quiero que vengas a mi ático siempre que quieras, puedes traer algún amigo si te apetece. Yo aquí estaré para charlar de viajes, del tiempo, de cosas serias, de tonterías, para hacer un poco el friki, te pondré algún picoteo o tal vez hagamos una cena en condiciones, o podemos salir a algún restaurante que nos haya llamado la atención.

Siéntete como en tu casa, ¡bienvenido!